Descubrimiento y desarrollo de identidad para bloom

La complejidad de definir un concepto y a partir de este construir una identidad

Descubrir

Estado cero

La construcción de nuestra identidad navega los mismos procesos que mencionamos en nuestro modelo metodológico. Primero nos encontramos en una etapa de descubrimiento, donde sólo tenemos nociones de identidad, pero estas no logran conformar un compromiso como tal. Entonces, nos planteamos la inquietud: cómo se llega a una consistencia entre quiénes somos (totalidad/individuo) y cómo nos mostramos.

Búsqueda de referencias

Lo más concreto que teníamos era nuestro nombre bloom y las nociones de identidad, que quizás estaban más enfocadas en lo que no queríamos proyectar como oficina de diseño.

Teniendo estos dos puntos en vista decidimos buscar referencias: por un lado indagamos sobre cómo otras consultoras/oficinas mostraban su trabajo, metodología y equipo, mirando el diseño, el uso de recursos gráficos y el tipo de relato. Siempre fue relevante poder comunicar desde todos esos puntos (o más) nuestro ethos.

Como segundo punto buscamos referencias sobre proyectos de creación de identidad, donde nos enfocamos en cómo ocurría esa traducción de un concepto a algo concreto, la idea era encontrar patrones que nos dieran luces de “desde donde” se aborda un concepto y así definir cuál sería nuestro punto de partida.

Definir

Construcción de lo medular

En base a esta búsqueda decidimos abordar nuestro concepto desde su significado (florecer) y la exploración del proceso que la determina (floración)

La floración es un proceso de desarrollo que ocurre de manera sucesiva mediante etapas o eventos múltiples que inicia con la inducción de la producción de estructuras reproductivas y culmina con el inicio de la formación de la flor: elemento central de la reproducción de una planta. El proceso de floración implica un cambio estructural en la planta, ya que esta cambia de un estado vegetativo a uno reproductivo. 

Esto sumó sentido a nuestro relato y nos permitió encaminarnos con más certezas a esa búsqueda de compromiso y a partir de esto dimos forma a nuestras bases.

Desarrollar

Sobre cómo lo teórico fue tomando forma

Cada vez que recibimos un proyecto tratamos de situarnos en un estado cero, este estado “en blanco” nos permite adaptarnos a los requerimientos con mayor fluidez. Como metáfora de esto definimos nuestra paleta de colores base como el blanco y negro y a partir de la floración sumamos una paleta de colores delegados a íconos y elementos de interacción.

Un punto relevante que buscábamos era alejarnos de toda forma rebuscada de comunicar y transmitir lo que somos y hacemos, esto lo llevamos a cabo a través de mensajes y definiciones breves.

A partir de esta consigna, definimos también tipografías, decisión que nos dió la base constructiva de la iconografía usada para complementar la información en los destacados, servicios y valores.

Entregar

Una identidad moldeable

A partir de la necesidad de rediseñar el sitio de bloom, nos dimos cuenta que el proceso debía incluir el cuestionar cómo queríamos mostrarnos de manera integral, desde nuestra bajada (oficina, consultora, agencia) hasta objetos de diseño que traspasan lo digital. Es por esto que nos planteamos crear un sistema que hablara también de lo moldeable y escalable.

¿Tienes dudas?

Contáctanos

hola@bloom-ux.com